Editorial - Enero-Feb, 2017

Hacer a un lado los límites

«Y [a Jesús] le era necesario pasar por Samaria».
Esta simple frase da inicio a la historia de Jesús y la mujer
junto al pozo, uno de los pasajes más conocidos de todos los
evangelios. A primera vista, el versículo parece obvio: Jesús
intentaba salir de Judea hacia Galilea. Por supuesto, «le era
necesario» pasar por Samaria: era la ruta más directa.
Pero, también sabemos que los judíos y los samaritanos
no se trataban entre sí, y los judíos tomaban el camino más
largo para evitar Samaria. Esto arroja otra luz sobre el pasaje:
a pesar de la costumbre de aquel tiempo, Jesús sintió que
debía pasar por Samaria. Estaba arriesgándose, se dirigía a un
lugar donde nunca antes había estado. Los estudiosos marcan
este pasaje como el momento en que el ministerio de Jesús da
un giro, momento en que comienza a remover los límites.
Este momento en el ministerio de Jesús es uno que tomamos
muy seriamente en El Aposento Alto. Nos sentimos orgullosos
de nuestros casi 80 años de historia, que han llevado
este «librito» a sus manos. Pero también tenemos un mandato
de buscar nuevas formas para que más gente se acerque a
Dios en oración. A menudo resistimos la tecnología como una
herramienta para aplicar a la formación espiritual, sin embargo
es la ruta más directa para llegar a las masas e invitarles
a establecer una relación más profunda con Cristo.
El año pasado, nuestro personal y voluntarios rediseñaron
nuestro sitio web para crear un espacio interactivo donde
los visitantes puedan aprender y crecer a través de textos,
imágenes, vídeos y sesiones de audio.
Ahora upperroom.org es un espacio con un
contenido muy rico. Les invitamos a unirse
a nosotros en oración mientras removemos
los límites del ministerio y buscamos servir
a millones de personas que tienen hambre
y sed de la presencia de Dios.

Sarah Wilke, Directora Ejecutiva