El Aposento Alto en Honduras

by Jorge Berrios on Friday, May 01, 2015

A continuación un hermoso testimonio sobre El Aposento Alto en Honduras compartido por nuestro distribuidor para Centroamérica. También pueden leer el testimonio en la página 6 de la revista. Dios les bendiga y bendiga de forma especial a nuestro distribuidor el Rdo. Juan Guerrero, su familia y a las hermanas misioneras.

Hace más de siete años, dos mujeres norteamericanas metodistas, una de ellas pediatra, llegaron a Honduras en una brigada médica. Ellas sintieron el llamado de Dios a vivir entre los pobres y dedicarse a la evangelización y la oración. Inspiradas primeramente por Cristo y también por las tradiciones benedictinas y cuáqueras, se hicieron hábitos con sus propias manos y se internaron en la costa norte de Honduras, a 11 horas de Tegucigalpa.
Confianza y Alegría han vivido ahí por más de 4 años, en una casita de madera, en completa pobreza y lejos de la civilización. Ellas llaman a esta humilde casita su monasterio. La hermana Alegría atiende a los enfermos y junto con Confianza, visitan y comparten el evangelio. Pero lo que mejor saben hacer es orar, y para esto usan El Aposento Alto.
Cada dos meses les envío 15 ejemplares los cuales usan en su tiempo personal de oración y para enseñar a otros a orar. Es difícil hacerles llegar El Aposento Alto, pues no hay servicio de correos donde ellas viven. Así que envío los ejemplares al pueblo de Tocoa, a 8 horas por carretera desde su casa. Luego, un pastor metodista los recoge en su motocicleta y los lleva hasta una Iglesia Metodista de una aldea rural a dos horas de donde ellas viven. Así, cada dos meses, Confianza y Alegría toman una larga caminata para recoger El Aposento Alto.
El 8 de junio de 2013, pude visitarlas. El «monasterio» es un cuarto de madera, con una pequeña cocina de leña al lado. Allí encontré una pequeña biblioteca, donde había varios números de El Aposento Alto. Tenían también unas cuantas Biblias y unos himnarios. Lo que más me llama la atención de estas dos hermanas es que a pesar de las limitaciones, ellas siempre están sonriendo y sirven al Señor con mucha confianza y alegría.
Hoy, les invito a que oremos juntos por estas y otros misioneros y sus ministerios alrededor del mundo.

—Rdo. Juan Guerrero,
Distribuidor para Centroamérica

1 Comentarios

Comment by lourdes of coacalco, NM

Yo se que DIOS siempre ha estado, está y estará con nosotros en todo momento pero tan solo por hoy ruego anuestro PADRE santo esté con todos mis compañeros guiandolos con la elaboracion de su examen y que con su gran bendicion les de el conocimiento necesario para salir victoriosos, todo esto es en el nombre del gran maestro nuestro señor JESUCRISTO amen.

Posted November 14, 2015 at 09:01AM CST