Meditación Diaria

DERRIBAR GIGANTES


David era un muchacho joven, cuya tarea era proteger al rebaño de ovejas de los predadores. No era un guerrero imponente: lo que le faltaba en tamaño, lo tenía en fe. Ahora estaba listo para el desafío más grande de su vida, un gigante. David no se achicó ante su presencia, estaba listo para luchar contra Goliat, cara a cara con apenas una honda y unas pocas piedras. No necesitaba nada más porque Dios estaba allí, luchando con él.

Todos enfrentamos problemas. Algunos problemas son pequeños, y los resolvemos con facilidad. Otros se vuelven más difíciles y nos alteran la ...

Acerca de la Guía de Meditaciones Diarias


La misión de la Guía de Meditaciones El Aposento Alto es proveer un modelo de cristianismo práctico, para ayudar a las personas a sentirse invitadas y...