Meditación Diaria

Cuarto Domingo de Cuaresma


Alexis, mi hija de tres años de edad, es muy activa y conversadora. Su pregunta favorita es: «¿Por qué?». Muchas veces tenemos conversaciones profundas sobre por qué voy a trabajar, por qué ella va a la escuela e incluso por qué debemos dormir por las noches.

Recientemente me preguntó: «¿Por qué oramos?». Me detuve a reflexionar y tras unos minutos de silencio le respondí: «Para recordar que Dios está con nosotros». Después de una pausa, Alexis me preguntó: «¿Dónde vive Dios?». Me asombra su curiosidad. Los discípulos que siguieron a Jesús también se preguntaban y pidieron a Jesús que les ...

Acerca de la Guía de Meditaciones Diarias


La misión de la Guía de Meditaciones El Aposento Alto es proveer un modelo de cristianismo práctico, para ayudar a las personas a sentirse invitadas y...