Meditación Diaria

Domingo de ramos


Una vez le pedí a un joven direcciones de cómo llegar a un lugar en una ciudad desconocida. En lugar de darme direcciones, se ofreció a ir conmigo. ¡No solo me mostró el camino sino que él mismo fue el camino! Solo tuve que seguirlo. Tomás le preguntó a Jesús, «¿Cómo podemos conocer el camino?». En lugar de dar direcciones, Jesús respondió: «Yo soy el camino». Tomás simplemente le siguió.

¿Qué significa aceptar a Jesús como mi camino y seguirlo? En Juan 13:36 Simón Pedro le pregunta a Jesús: «Señor, ¿a dónde vas?». La conversación posterior claramente apunta al camino ...

Acerca de la Guía de Meditaciones Diarias


La misión de la Guía de Meditaciones El Aposento Alto es proveer un modelo de cristianismo práctico, para ayudar a las personas a sentirse invitadas y bienvenidas a la presencia...