Meditación Diaria

Sígueme


«Sígueme» le dije a mi yerno. Nos dirigíamos en dos autos a un restaurante en una parte de la ciudad que él no conocía. Ya en la carretera, sentí la responsabilidad de conducir lentamente. Al doblar o hacer cambios necesarios en el camino, estuve pendiente de dar las señales con suficiente tiempo. Vigilaba por el retrovisor para asegurarme de que me seguía y no se iba por otro rumbo. Al final, todos llegamos al restaurante y disfrutamos de un almuerzo juntos.

Ese día se me ocurrió que a los creyentes se les da la responsabilidad de ser ejemplos a ...

Acerca de la Guía de Meditaciones Diarias


La misión de la Guía de Meditaciones El Aposento Alto es proveer un modelo de cristianismo práctico, para ayudar a las personas a sentirse invitadas y bienvenidas a la presencia...