Meditación Diaria

SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO


Como voluntaria, me dedico a predicar en los servicios de adoración vespertinos del domingo para un grupo de las personas que residen en un centro de salud vecino. Preparar un sermón de quince minutos puede ser difícil. El mensaje debe ser conciso y fácil de comprender.

Una noche, después del sermón, se sirvió la Santa Comunión. Un anciano en silla de ruedas no aceptó el pan y el fruto de la vid. «No traje dinero para pagarlo» dijo con voz áspera. «Ah, no. Es gratis», le respondió quien ofrecía los elementos. ¡Qué noticia tan maravillosa! pensé. No podemos comprar la ...

Acerca de la Guía de Meditaciones Diarias


La misión de la Guía de Meditaciones El Aposento Alto es proveer un modelo de cristianismo práctico, para ayudar a las personas a sentirse invitadas y...