Meditación Diaria

Sacudida


El temblor nos despertó. Luego una sacudida y entonces un desplazamiento. Al inicio del poderoso terremoto, nuestra casa empezó a bambolearse. Cuando se detuvo, esperamos junto con toda la ciudad las palabras reconfortantes del locutor radial: «Todo está bien. Lo peor ya pasó». No nos preguntamos por qué sucedió el terremoto dado que en California, tarde o temprano, habrá terremotos.

Al mismo tiempo, nuestra familia sufrió una devastadora pérdida laboral que sacudió nuestro sentido de estabilidad. En esta ocasión no hubo un locutor que dijera que lo peor había pasado. Lo único por hacer era apoderarse de las promesas ...

Acerca de la Guía de Meditaciones Diarias


La misión de la Guía de Meditaciones El Aposento Alto es proveer un modelo de cristianismo práctico, para ayudar a las personas a sentirse invitadas y bienvenidas a la presencia...